jueves, 24 de enero de 2013

Funcionamiento de la prensa Thonnelier


Para terminar con la ceca de Barcelona hablaremos de la prensa Thonnelier, y podremos ver su funcionamiento.

Por lo que respecta a la casa de la moneda de Barcelona, Francesc Paradaltas puntualizó que la introducción de la prensa monetaria de Thonelier “último adelanto de la acuñación” había contribuido a obtener un sustancial abaratamiento de costes, dado que podía funcionar por medio de cualquier motor, puesto que se le aplica el movimiento de rotación a una gran velocidad, lo que posibilitaba acuñar mayor número de piezas a igualdad de tiempo con una uniformidad de presión que mejoraba la acuñación y permitía economizar troqueles.

Paradaltas precisa que en 1840 había propuesto adquirir una de estas máquinas de acuñar de la cual no se tenían más que dibujos o planos, que se construyó en los talleres de Valentí Esperó, bajo la dirección de E. Fossey. Esta máquina, no solamente es la primera máquina del nuevo sistema de acuñación establecido en España, sino que las naciones que se titulan más adelantadas no la han establecido todavía en sus casas de moneda, para no inutilizar sus máquinas anteriores, los volantes a la virola.
 En 1847 el gobierno francés estaba a punto de poner en marcha dichas máquinas movidas a vapor para la producción de la nueva moneda de cobre.

Mientras tanto, en la casa de la moneda de Barcelona, el buen resultado ofrecido por la primera máquina de acuñar ( llamada prensa monetaria) propició que la Diputación autorizara la construcción de otras dos de igual clase pero de mayores proporciones, las que están en acción en la casa de Barcelona desde algunos años produciendo los resultados más satisfactorios.

Una de las causas que impedían que la producción monetaria barcelonesa alcanzara niveles de plena competitividad respecto a la producción de Francia y de otros países avanzados era la subsistencia de los sistemas de afinado tradicionales el de la plata a través de la copela y el del oro por medio de la copela y el ácido nítrico en vez de utilizar el sulfúrico para afinar el oro. Este último procedimiento se fundamentaba en la capacidad del ácido sulfúrico de disolver la plata y el cobre sin atacar el oro.

En la primera fase del proceso, las aleaciones de oro y plata tratadas con sulfúrico reaccionaban ofreciendo, de un lado, oro en estado puro y del otro, sulfato de plata. Después, la reacción del sulfúrico con sulfato de plata y cobre a causa de la mayor afinidad del cobre con el sulfúrico que la plata ocasionaba que la plata se precipitara en forma metálica en estado prácticamente puro en el fondo de la solución líquida de sulfato de cobre. Por último, el sulfato de cobre, sometido a un proceso de calentamiento, se convertía en sulfato de cobre cristalizado.

En opinión de Paradaltas, era urgente adoptar este método: el único medio de impedir que las monedas de oro contengan plata por liga, ni a las de plata les acompañe la más pequeña cantidad de oro. No haciéndolo, las pastas se dirigirán siempre a Francia dónde por esta económica afinación pueden apreciar las pequeñas cantidades de oro contenido en las platas dando así mayor valor a los metales que las otras naciones.





Medalla de Isabel II, acuñada en el Pabellón de España durante la  Exposición Universal de Paris en 1867. En el reverso:  "Medalla acuñada en el palacio por la prensa monetaria de Fossey Thonnelier y Cia Maquinistas en Lasarte de Guipuzcoa". Con 52,2 gramos de peso y 5 cm de diámetro.
Medalla grabada por Alfred Borrel, grabador medallísta y escultor francés, nacio el 18 de agosto de 1836 en París, y fallecido el año 1927. Su hijo Maurice Borrel también fue medallísta.

La empresa Ludwig Löewe perfecciona la prensa de Uhlhorn, prensa que vino a sustituir a las de presión hecha por el tornillo del volante y la ejercida por la palanca, permitia la acuñación uniforme a gran velocidad.


Diedrich Uhlhorn

 El fracés Thonnelier, añade a la prensa de Uhlhom un nuevo sistema de alimentación de cospeles y retirada de monedas,  introduce la "virola partida" en la prensa con el objeto de grabar los cantos de las monedas, desarrolla un ritmo de trabajo muy elevado.
Thonnelier no tenia fabrica y sus diseños en papel eran fabricados por otras compañias o cecas. Una de las primeras compañias en copiar las mejoras de Thonnelier fue James Watt & Company, regentada por el hijo de Jemes Watt y en Barcelona por la Maquinista Terrestre y maritima en 1841.


Interesante reportaje sobre la maquina de acuñar Thonnelier en la casa de la moneda de Philadelphia, 1940.

A mitad del siglo XIX surgen varias compañias que implementan las ideas básicas de los bocetos de Thonnelier. Taylor que trabajó con Thonnelier funda la fabrica Taylor & Challen. En EE:UU la primera prensa Thonnelier fue rediseñada y construida por Peale ingeniero de la Ceca de Philadelphia en 1836, siendo sus ideas la base de las prensas que posteriormente realizasen las compañias Morgan Orr y Bliss de EE:UU. La prensa Thonnelier estuvo unos 100 años en servicio en la FNMT con las debidas correcciones. 


Prensa Thonnelier



La reforma de 1824 y la acuñación de moneda en Barcelona (1836-1848). PERE PASCUAL DOMÈNECH








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada