viernes, 8 de febrero de 2013

DECIMAS DE REAL


“ SEGUNDO SISTEMA MONETARIO”          A este periodo lo podríamos llamar 
                                                – La Década Moderada – 

Por Real Decreto de 15 de abril de 1848, se acepta el sistema de “Décimas”.

Cuadro de José Gutiérrez de la Vega


En tiempos anteriores a España le tocó vivir, entre otros, los agitados sucesos políticos y las consecuencias que para la Monarquía española tuvo la Revolución Francesa, relaciones tensas por las aspiraciones de Napoleón, que sufrió no sólo la invasión de sus tropas, sino algo más importante, la agresión a su identidad con la imposición transitoria como Rey de España de su hermano José. 

Una de las consecuencias negativas para España de la influencia francesa fue la implantación en América del Sistema Métrico Decimal, ajustado al patrón de base diez para iniciar en los Estados del Norte, Estados Unidos, la emisión del Dólar, la nueva moneda de plata americana.
Moneda que nacía, según su ley de emisión, a imitación de la “Piastra”, vocablo indígena con el que los mexicanos aludían al Real de a ocho español.
La moneda de plata, Dólar, contribuyó a financiar la independencia de España.
Otra consecuencia negativa para España es la coincidencia de la pérdida del liderazgo político de la Monarquía Española en América, 1822, con su independencia y con el nacimiento en el mercado europeo de la Libra Esterlina, 1821. Moneda de oro de Jorge III de Inglaterra.

Con José I, 1808-13, se mantienen las emisiones tradicionales a nombre de Fernando VII, ausente de España, mientras que el Rey francés intenta implantar la reforma francesa, ( Sistema  Decimal ),    pero conservando en la circulación los valores españoles. Reformó por orden del 18 de abril de 1809 el sistema de cuenta, basado tradicionalmente en el Escudo, por el Real de vellón.

El desbarajuste económico de la época y la confusión política por los sucesos vividos obliga a España a buscar la solución adecuada ante el panorama americano y la solución europea que venía de Francia y que le había servido para poner orden en su economía maltrecha a la que la habían conducido los sucesos políticos anteriores y posteriores a su Revolución. Modelo al que España vinculada a los Pactos de Familia y en concreto a los Reyes de Francia, Luis XVI y María Antonieta, sus últimos monarcas, víctimas de la Revolución, no podían aceptar ni, por tanto, incorporarse al Sistema Métrico Decimal que nacía de su Reforma. 

“En Francia, el Sistema Métrico Decimal había nacido como una de sus últimas reformas, por acuerdo de la Convención Nacional de París, el 24 de agosto de 1793, después de largas y numerosas deliberaciones. El Sistema Métrico Decimal se basaba en una Libra dividida en diez décimas y cien centésimas o céntimos y en la posterior creación de su unidad de plata llamado Franco, de 5 gramos de peso teórico, y de un múltiplo con valor de 5 Francos y peso de 25 gramos. Sistema difundido por Napoleón en todos los Estados europeos y base del mismo patrón ponderal de base diez, que se impuso en Estados Unidos”.

Reforma que obligó a Fernando VII en 1822 a establecer de forma oficial el cómputo por reales de vellón, con lo que desaparecía definitivamente el antiguo sistema de reales de plata por el de reales de vellón; pero a pesar de ésta y otras novedades, durante la Guerra de la Independencia no se implantó el nuevo sistema de base decimal en España, que tuvo que esperar al reinado de Isabel II, a pesar del desbarajuste económico existente en la circulación del dinero español.

Los proyectos de reforma monetaria se suceden desde 1845. Algunos de los principales economistas del momento presentaron proyectos que pretendían la creación de una moneda española de plata capaz de mantenerse en la circulación sin ser desplazada por las piezas francesas, fue el caso de Alejandro Mon, José Peña Aguado, Ramón Santillán o José de Salamanca. El denominador común de todos ellos fue proponer la devaluación monetaria.
Fue el del marqués de Salamanca el que recibió los apoyos suficientes para ser puesto en vigor durante algún tiempo, por decreto de 31 de mayo de 1847. Su idea era implantar el sistema decimal en la ordenación monetaria, al igual que se había hecho en el resto de pesas y medidas. 
El real ya no se dividiría en maravedis, sino en décimas. Sin embargo, esta innovación habría de esperar todavía un año, puesto que el proyecto de Salamanca no prosperó en las Cortes, suspendiéndose su ejecución por Real Decreto de 6 de octubre de 1847, al igual que había ocurrido meses atrás con otros intentos de reforma propuestos por Alejandro Mon, José de la Peña y Ramón Santillán, según la rápida sucesión de Ministros de Hacienda en estos años de gobierno moderado.
En concreto, el proyecto de Salamanca, que serviría de modelo, en más de un concepto, de la reforma de 1848, fue atacado por excesivamente devaluatorio.



Se preveía una unidad de plata, el real, con múltiplos hasta 20 reales, una pieza de 100 reales en oro, el famoso centén, y divisores de 5, 2 y 1/2 décima en cobre. Junto a ello se decidió  decimalizar el sistema; la unidad legal de peso para los tres metales y contabilidad de las casas de moneda sería el kilogramo. El proyecto encontró una fuerte oposición por la devaluación impuesta a la moneda española, la caída del gabinete de García Goyena supuso la salida de Salamanca del gobierno y con él el fin de su proyecto, cuya ejecución se suspendió por decreto de 6 de octubre de 1847. Se trata del primer intento serio de implantar el patrón decimal en el sistema monetario español. Lo efímero del decreto de Salamanca no le puede privar del honor de haber iniciado el camino de la conversión del sistema monetario español.

La inestabilidad política del reinado condicionó su economía presidida por la confusión y el descontrol que favorecía el consciente descrédito que permitía la convivencia en la circulación de la moneda española con la decimal francesa, por lo que Isabel II, a fin de poner orden en la anarquía existente, y por Real Decreto de 15 de abril de 1848, se incorporó al Sistema de base decimal.

Según Vicente Vázquez Queipo estimaba en 20 millones de napoleones( moneda de 5 francos ) la cifra de moneda francesa que circulaban en España en 1848, de un total probable de 100 millones, entrados en la Península durante las décadas precedentes.
La suma de oro y plata atribuida a Francia, a mediados del siglo XIX, de acuerdo con las estimaciones de Vázquez Queipo, era 3.000 millones de francos o 12.000 millones de reales. 

Vicente Vázquez Queipo

Interesante documental sobre el cientifico español Vazquez Queipo, los logarismos, pesos de medidas y monedas.

La legislación monetaria de la época refleja los esfuerzos de la soberana por conseguir ordenar la economía del Estado, a través de Decretos y leyes, para lo que contó  durante el gobierno de Narváez, con la colaboración de sus ministros de Hacienda, Manuel Beltrán de Lis y Pedro de Salaverría.


Año - 1845 – El 23 de Mayo se firma la constitución.
Año - 1847 – El 12 de septiembre de 1847 se decreta una amnistía por la que Espartero puede regresar a España, siendo nombrado senador vitalicio; esto irritó a Narváez, que el 4 de octubre entra en el Consejo de Ministros por la fuerza implantando su dictadura, que durará tres años, con el único paréntesis del Gabinete relámpago de Cleonard.
Año 1848 - El 27 de marzo se inicia un levantamiento progresista en Madrid.
Año 1850 - El día 19 de noviembre la reina Isabel II inaugura el Teatro Real.
Año 1850 - Barcelona acuña moneda para toda España. En estos momentos la marca de ceca es una estrella, y los diferentes talleres se identifican por el número de puntas: Segovia con tres puntas, Jubia con cuatro, Madrid de seis, Sevilla de siete, cinco puntas para marcar las labores para Puerto Rico y Filipinas, finalmente Barcelona, con estrella de ocho puntas. En cuanto a las acuñaciones de cobre no se cambiaran hasta 1865, una estrella de tres puntas para el Ingenio de la Moneda de Segovia y una de cuatro para la de Jubia.
Año 1851 - El 9 de febrero la reina Isabell II inaugura la línea de ferrocarril Madrid-Aranjuez.
Año 1851 - El 11 de agosto comienzan las obras del Canal de Isabell II. Un mes después, se inaugura la Escuela de Ingenieros Industriales.
Año 1851 – El 10 de enero Isabel II admitió la dimisión del Espadón de Loja, motivada por las acusaciones de corrupción que formuló Donoso en las Cortes el 30 de diciembre del año anterior. Le sustituyó en la Presidencia, Bravo Murillo, el 14 de enero de 1851. Entre sus medidas destaca la firma del Concordato con la Santa Sede, el 11 de mayo de 1851, que entrará en vigor el 17 de octubre; así mismo, se consolida la Deuda Pública el 13 de septiembre de 1851, también sobresale el Plan General de Ferrocarriles, que fue presentado a las Cortes el 3 de diciembre. El carácter autoritario de Bravo Murillo tuvo su máximo exponente en el proyecto de fortalecer al poder ejecutivo frente al parlamentarismo.
Año 1852 - El 17 de diciembre, el Ayuntamiento aprueba el primer proyecto de reforma de la Puerta del Sol.
Año 1854 - El 22 de abril, se dicta la Real Orden que declara de utilidad pública la reforma de la Puerta del Sol. Comienzan los derribos, pero las obras no terminarán hasta 1862. En la noche del 17 de julio, se rompió en la Plaza Mayor el fuego que dio principio a la lucha, durante las tres jornadas de aquella revolución, que culminó con la vuelta de Esparteros al poder.
Año 1854 - Los últimos gobiernos moderados (Roncali y Sartorius) se caracterizaron por la corrupción (expropiaciones indebidas para el ferrocarril), los intentos de limitar aún más el sistema liberal y los amoríos de la reina. Ello provoca la VICALVARADA.

La Vicalvarada, el pronunciamiento de O´Donnell


Isabel II asistida por su ministro de Hacienda, Manuel Beltrán de Lis, introduce, a manera de ensayo, el Sistema Métrico Decimal para frenar la anarquía y variedad de las monedas circulantes y en especial de la abusiva moneda francesa. El Decreto sólo se cumplió en parte, contándose en Décimas: el medio real o 5 décimas; la doble décima, décima y media décima; es decir, las monedas fiduciarias destinadas a retirar la calderilla catalana.

Sólo emitió en oro el Doblón de 100 Reales, y en cuanto a la moneda de plata es la misma que circulaba en el anterior sistema.

Sin embargo no se ordenó la reacuñación oficial del dinero antiguo. Su circulación no sólo no fue prohibida sino que continuó la acuñación de monedas de cobre de 1, 2, 4 y 8 maravedís hasta 1855.

Estas acuñaciones con sistema decimas de real se labraran entre los años 1848 y 1853.

Un cambio muy significativo en esta reforma será que las monedas acuñadas en cobre no llevan el busto de la reina.

En la moneda de plata y oro la ley será de de 900 milésimas, y su peso se rebajo  para equipararlo con la moneda francesa.

Entendemos por Decimales, “ Decimas”, las partes de la unidad que son 10, 100, 1000, etc…veces menor que ella.
Las contenidas 10 veces en la unidad se llaman Decima.

El oro; El Doblón de Isabel se divide en 10 escudos, ó en 100 reales, ó en 1000 décimas, ó en 10.000 centésimas. 
La plata; El Real se divide en 10 Décimas ó en 100 centésimas.
El cobre;  La decima es la decima parte del real, y se divide en 10 céntimos. 
                Moneda de 5 decimas seria igual a medio real.




Escudo cedido por el compañero “ Lanzarote”.

Las monedas con el sistema decimal son:


MEDIA DÉCIMA DE REAL


Media Decima de Real 1852, Segovia

Media Decima de Real 1853, Segovia

Se labran monedas con valor  Media Decima de Real en la ceca de Segovia.
Marca de ceca: Acueducto.

Los años de acuñación fueron: 1852, 1853.

El material con el que fue acuñado fue cobre.
Con un peso de 1,91 gramos y un diámetro de 16 mm.
Fueron acuñadas con el canto liso.

En anverso con leyenda: Isabel 2ª por la G. de dios alrededor de un escudo coronado de castillos y leones, a ambos lados volutas y adornos florales. Debajo estrella de 6 puntas.
En reverso con leyenda: y la const. Reina de las Españas y .  año . en el centro en tres líneas “Media Decima de Real”.


DÉCIMA DE REAL

Décima de Real 1850, Segovia

Décima de Real 1851, Segovia

Décima de Real 1852, Segovia

Décima de real 1853, Segovia

Se labran monedas con valor  Decima de Real en la ceca de Segovia.
Marca de ceca: Acueducto.

Los años de acuñación fueron: 1850, 1851, 1852, 1853.

El material con el que fue acuñado fue cobre.
Con un peso de 3,83 gramos y un diámetro de 19 mm.
Fueron acuñadas con el canto liso.

En anverso con leyenda: Isabel 2ª por la G. de dios alrededor de un escudo coronado de castillos y leones, a ambos lados volutas y adornos florales. Debajo estrella de 6 puntas.
En reverso con leyenda: y la const. Reina de las Españas y .  año . en el centro en tres líneas “ Decima de Real”.


DOBLE DÉCIMA DE REAL


Doble Decima de Real, 1853, Segovia

Se labran monedas con valor Doble Décima de Real en la ceca de Segovia.
Marca de ceca: Acueducto.

El año de acuñación fue únicamente en  1853.

El material con el que fue acuñado fue cobre.
Con un peso de 7,66 gramos (el peso puede tener una variación hasta los 8 gramos )                   y un diámetro de 22 mm.
Fueron acuñadas con el canto liso.

En anverso con leyenda: Isabel 2ª por la G. de dios alrededor de un escudo coronado de castillos y leones, a ambos lados volutas y adornos florales. Debajo estrella de 6 puntas.
En reverso con leyenda: y la const. Reina de las Españas y .  año . en el centro en tres líneas “ Doble Decima de Real”.


MEDIO REAL ( Cinco Décimas )

Segovia

Medio Real - cinco decimas- 1848, Segovia

Medio Real - cinco decimas - 1849, Segovia

Medio Real - cinco decimas- 1850, Segovia

Medio Real - cinco decimas - 1851, Segovia

Medio Real - cinco decimas - 1852, Segovia

Medio Real - cinco decimas - 1853, Segovia

Júbia

Medio Real - cinco decimas - 1850, Jubia


Madrid
Medio Real - cinco decimas - 1848, Madrid  "M"

Medio Real - cinco decimas - 1848, Madrid  "DG"


Medio Real - cinco decimas - 1848, Madrid  "DG"

Se labran monedas con valor Medio Real – cinco decimas -  en la ceca de Segovia, Jubia y Madrid.


Marca de ceca y años:
Segovia – 1848, 1849, 1850, 1851, 1852, 1853 - Acueducto.
Jubia    - 1850 - .J. -
Madrid – 1848 – M.
Madrid – 1848 – DG.

El material con el que fueron acuñadas fue cobre.
Con un peso de 19,16 gramos y un diámetro de 31 mm.
Fueron acuñadas con el canto liso.


En anverso con leyenda: Isabel 2ª por la G. de dios alrededor de un escudo coronado de castillos y leones, a ambos lados volutas y adornos florales. Debajo estrella de 6 puntas.
En reverso con leyenda: y la const. Reina de las Españas y .  año . en el centro en cuatro líneas “ Medio Real” – Cinco Decimas.


CANTO LISO PARA TODA ESTA SERIE DE MONEDAS

Como marca de ceca tenemos para estas piezas un " Acueducto " 



Grabador de estas monedas,  Remigio Vega


Estas monedas comparten su sistema de circulación con:
En el oro, 100 , 40 y 20 Reales.
En la plata, 20, 10, 4, 2 y 1 Real.

Esta serie de monedas fueron acuñadas a “volante” ( Llamado también Balancín ). 

Medio real = 5 decimas ( 10 decimas = 1 Real )
También,  17 Maravedis =  5 decimas =  Medio Real.
3,4 maravedis = 1 Décima de real
1,7 maravedis = Media decima





Fotos de las monedas sacadas de la subasta de Aureo y Calico, 28 de abril de 2011.
Bibliografia; José María de Francisco Olmos, Moneda de los Borbones.
Javier de Santiago, Sistema monetario de la peseta.























·     






































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada