viernes, 14 de marzo de 2014

Prueba no adoptada, 5 céntimos de escudo.



Como en el capitulo anterior ya vimos el sistema monetario " Céntimos de escudo ", hoy veremos una prueba no adoptada de una moneda de " 5 Céntimos de escudo".


Las pruebas no adoptadas son monedas que se fabrican para probar nuevos diseños.  Al no ser aprobado este diseño y no llegar a circular  suelen convertirse en piezas de museo.

En el periodo Isabelino hubo distintos cambios monetarios y para ello se necesitaba cambiar de diseño en las distintas monedas que se pondrían a circulación y  normalmente estas piezas solían salir a concurso.


El 1 de Febrero de 1865 la Dirección General de Consumo acusó recibo de las pruebas presentadas por los artistas del Departamento de Grabado para las nuevas monedas de cobre. El modelo aprobado, del tallador Carretero, es quizá el que más se ajusta a las bases del concurso: el busto debía tener el mayor de los parecidos a un modelo ofrecido "dando al cuello las debidas proporciones para que el busto sea esbelto" dada la corpulencia de la reina; la segunda hacía referencia al reverso que debía "consistir en un emblema o alegoría sencillo, evitando relieves sobre relieves" para una mejor acuñación del anverso. Al menos se presentaron seis monedas distintas. Conocemos tres tipos de busto y seis -con el adoptado- de reversos. Además existe una modificación hasta hoy nunca reproducida en fotografía -la de esta moneda- del busto de Carretero: básicamente es el mismo, pero a diferencia del de la moneda adoptada, el pelo de la reina, más alborotado, se recoge en un moño que deja ver la oreja; la variante no la mostrará ya que el pelo bien acicalado cae sobre la misma mantendiéndose la graciosa crencha.




Sin duda atribuimos esta moneda al tallador Carretero que no es que participara en el concurso con dos piezas, sino que fue requerido a hacer modificaciones una vez sentido ganador, tal como se recoge en la Orden de 11 de Agosto de 1865. Es decir, la moneda ganadora fue ésta pero se sugirió la modificación de su reverso. Dasí nos da curiosa noticia de esta moneda: "No se conoce más que un solo y único ejemplar [ahora un segundo], flor de cuño, que pertenece a la colección de M. Mesdach de Ter Kiele" pero a diferencia del nuestro "le han dado en el borde un golpe de martillo a fin de desmonetizarla" mostrando el dibujo la correspondiente mella. Repárese en que este M. Mesdach de Ter Kiele no es otro que uno de los dos socios de la empresa OM (Oeschger Mesdach). En cualquier caso esta moneda es exquisita y muestra el más bello de todos los anversos isabelinos. 






Bibliografia:
Moneda subastada en Cayon, subasta 11- 12- 2006
http://www.youblisher.com/p/101908-Glosario-Numismatico-Numisma/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada