martes, 14 de octubre de 2014

Medalla Exposición Universal Agrícola 1857 Isabel II

Cuadro de Jose Madrazo , Isabel II

Vista del pabellón principal de la Exposición Agrícola celebrada en Madrid en 1857 situado en  la Montaña del Príncipe Pío.


En la crónica de la inauguración de esta exposición de El Museo Universal  se puede leer...

“Era tiempo ya de que se pensase en fomentar en nuestra España el ramo, sino único, especial y esencialísimo de nuestra riqueza como lo es sin duda alguna la agricultura. Entre los diferente medio adoptados por las sociedades modernas para conseguir este importantísimo objeto y que la ciencia lo aplaude y que la práctica lo ha declarado inmejorable, figuran las exposiciones, esos concursos nacionales donde cada cual lleva el producto de su laboriosidad y de su inteligencia, edificios a los cuales todos llevan su piedra, mosaicos en donde en agradable y armónica variedad concurren todos los colores".


La planta de este edificio estaba constituida por una superficie rectangular que tenia ciento cincuenta pies de largo, y cuarenta de ancho.


Había en cada una de sus fachadas, un pórtico con tres puertas de medio punto, formando pabellones octogonales á sus extremos, cuyo diámetro era de cincuenta pies. Un artesonado del gusto árabe formaba el techo, decorado con rosetones, y del cual pendían cuatro arañas del mismo gusto. Sobre cada una de las pilastras que formaban sus ventanas, se veían los escudos de todas las provincias. En estas ventanas había variados trasparentes con emblemas agrícolas, la cornisa terminaba por medio de una crestería, y sobre el centro de cada uno de los pórticos ondeaba la bandera española.


Esta obra juvenil de Jareño, construida para la Exposición de Agricultura de 1857, es contemporánea de otras suyas como el edificio de la Remonta, situado entre el Palacio Real y el río Manzanares, y la Casa de la Moneda, realizada esta última en colaboración con Nicolás  Mendivil.

El estilo pseudoarábigo de este pabellón responde a esquemas historicistas románticos poco decantados, en los que interesa sobre todo el aspecto decorativo y no una interpretación más profunda de la arquitectura hispano-árabe.

Representa el primer ejemplo en Madrid de arquitectura fabricada para exposiciones.
Su emplazamiento, en un lugar destacado de Madrid, la Montaña del Príncipe Pío, perteneciente a la Corona, responde a patrones recogidos de las exposiciones universales de su tiempo como la de Londres en 1851 o la de París en 1855, ubicadas a su vez en espacios especialmente significativos como Hyde Park en el primer caso o los Campos Elíseos en el segundo.

La Montaña del Príncipe Pío será enseguida objeto de una profunda transformación por la implantación a sus pies de la estructura de la Compañía de Ferrocarriles del Norte que iba paralela al río. Y en su cota más alta, por la construcción del Cuartel de la Montaña y por la parcelación que daría lugar al barrio de Argüelles. 



Se encuentra una pequeña cuesta, cuya irregularidad estaba salvada del mejor modo posible. Arboles, plantas, vasos de colores y otros adornos, templaban la pequeña violencia que cuesta salvar dicha cuesta.
Llegados á la altura, á la derecha se encontraba una extensa galería con cuarenta y cuatro departamentos para la exposición de caballos, y á la izquierda otra galería no tan considerable, que contenía veinte departamentos para el mismo objeto. Poco después de terminar la galería de la izquierda, había otros locales adecuados para la raza caballar que ha sido muy abundante, y que es entre nosotros una de las mas notables riquezas.



Un artesonado del gusto árabe formaba el techo, decorado con rosetones, y del cual pendían cuatro arañas del mismo gusto. Sobre cada una de las pilastras que formaban sus ventanas, se veían los escudos de todas las provincias. En estas ventanas había variados trasparentes con emblemas agrícolas, la cornisa terminaba por medio de una crestería, y sobre el centro de cada uno de los pórticos ondeaba la bandera española.

Este pabellón estaba destinado á la celebración de los actos oficiales, y a la exposición de las flores, plantas y frutos delicados. El día de la inauguración, en efecto, algunos árboles, muchas plantas y flores, estaban a la entrada de los pórticos, porque la inmensa concurrencia que acudió a aquel acto oficial, impidió que aquellos objetos pudieran colocarse en el interior del templete.




11 de Marzo de 1857.

Real decreto estableciendo las reglas que han de observarse para celebrar en Madrid la referida Exposición.

Tomando en consideración las razones que me ha manifestado mi Ministro de Fomento para realizar el concurso agrícola, anunciado al público por el Real decreto de esta misma fecha, vengo en decretar las disposiciones siguientes:

TÍTULO 1.
*DE LOS PRODUCTOS ADMISIBLES EN LA EXPOSICIÓN AGRÍCOLA*


Artículo 1,° El concurso de los productos de la agricultura española que ha de celebrarse en Madrid desde el 24 de Setiembre hasta el 4 de Octubre del presente año, se dividirá en tres secciones.
-Comprenderá la primera el cultivo, considerado en sus diversos ramos.  
-La segunda la industria agrícola.
-La tercera la ganadería.
Art. 2.° Cada una de las secciones expresadas en el artículo anterior se subdividirá en clases por el orden siguiente:

 SECCIÓN PRIMERA.

CULTIVO. 

Clase primera.

Sistemas de explotación rural y métodos de economía agrícola.
Estudios y diseños de presas, canales de riego, pantanos, acequias, desagües y vias rurales que se hayan propuesto ó se hallen en curso de ejecución por las empresas mercantiles, las corporaciones, los particulares ó la Administración pública.
Planos topográficos de tierras nuevamente desmontadas, de su distribución y su cultivo.
Proyectos de colonizaciones, aunque no hayan merecido todavía la aprobación del Gobierno.
Planos, cortes y alzados de las construcciones rurales que ofrezcan alguna novedad, así en las formas como en el mecanismo y las aplicaciones,' ó que se recomienden por la economía y solidez de las obras.
Planos, cortes y alzados de los edificios destinados á la preparación y elaboración de las primeras materias obtenidas por el cultivo, y propias para el sustento del hombre, para los talleres y las fábricas, y para el fomento y mejora de cualquiera ramo de industria.
La organización, métodos y detalles de las Escuelas de Agricultura, granjas modelos y quintas experimentales que se hayan establecido en España ó se proyecten con probabilidad de realizarse.
Croquis, reconocimientos forestales, planos y detalles de inventarios de montes, de sus ordenamientos y de aprovechamientos generales.
Dibujos de máquinas, herramientas, instrumentos y aparatos, tanto agrícolas como forestales.

Clase segunda.
Máquinas, aparatos, herramientas, instrumentos y aperos usados en el país, y estos mismos objetos, ya sean inventados por españoles, ya se hayan tomado de los extranjeros, siempre que su aplicación sea nueva ó poco conocida.
Abonos de todas clases, así naturales como artificiales, cuya naturaleza y composición puedan comprobarse fácilmente y en breve período.


Clase tercera.
Raíces, maderas, cortezas, frutas, granos, semillas, verduras, henos, plantas leguminosas, pratenses, textiles, curtientes, medicinales, ó de cualquiera otra aplicación á los usos domésticos, las artes y la industria en sus diversos ramos.

Clase cuarta.
Arboles, arbustos y plantas, ya sean de utilidad ó ya de adorno y recreo, siempre que estos vegetales se presenten vivos y en tal estado de buena conservación que puedan apreciarse cumplidamente todas sus cualidades características.

SECCION SEGUNDA.

NDUSTRIA AGRÍCOLA.
Clase primera.

Vinos, aguardientes, ron, agraces, sidras, cervezas, vinagres, aceites.
Clase segunda.
Harinas, féculas, frutas secas, frutas pasas, mostos, arropes, conservas.
Clase tercera.
Azúcar, cacao, cafe, té, tabaco, añil.
Clase cuarta.
Leches, mantecas, quesos, requesones, grasas, sebos.
Clase quinta.
Embuchados, curtidos de todas clases, cecinas y carnes ahumadas.
Clase sexta.
Algodones*, lanas, pelotes, plumas, sedas, linos, cáñamos, pitas, espartos.
Clase sétima.
Garancinas, rubias, extractos de regaliz, cochinillas, barrillas.
Clase octava.
Aguarrás, breas, gomas, resinas, cenizas, corchos, carbones, cortezas curtientes.

Art. 3.° Se procurará que los ejemplares de cada uno de los productos enumerados en el artículo anterior se hallen en buen estado de conservación, y que los frutos hayan llegado á su perfecta madurez.
Art. 4.° Ninguna muestra de los cereales, de las demás semillas y de las otras sustancias alimenticias, ya sean resultado inmediato del cultivo, ya provengan de las elaboraciones y procedimientos de la industria rural, bajará de] peso de dos libras. Esta misma condición se exigirá á las muestras de toda clase de frutas, comprendidas las secas y conservadas por cualquier método.
Art. 5.° Los líquidos se presentarán en frascos de cristal ó de vidrio claro, y no será admitida especie alguna que baje del peso de una libra. .
Art. 6.° Con los ganados sé presentará una nota de su procedencia y de su raza, expresando además si provienen de los depósitos del Estado ó de los pertenecientes á los particulares.

SECCION TERCERA.

GANADERÍA.
Clase primera.

Caballos padres y potros, yeguas y potras.
Clase segunda.
Ganado mular y asnal.
Clase tercera.
Vacas de leche, vacas y novillos cebones, bueyes de labor y de tiro, toros de razas mansas.
Clase cuarta.
Ovejas de lana merina, idem de lana estambrera, idem de lana churra, corderos de las tres razas, moruecos de las tres razas.

Clase quinta.
Cabras, cabritos, machos cabríos.
Clase sexta.
Ganado de cerda y cualquiera otra clase de ganados útiles para el sustento del hombre, las labores del campo y la industria rural.
Clase sétima.
Faisanes, gallinas, gansos, palomas, gallinas de Guinea, patos, pavos y cualquiera otra clase de aves de utilidad conocida en la casa de campo y la industria rural.


RELACIÓN DE LOS PREMIOS DESIGNADOS POR S. M.

CULTIVO.
Premios:
1ª clase. - Medallas de oro.
2ª clase. - Medallas de plata.
3ª clase. - Medallas de bronce.
Menciones honoríficas.

SECCION SEGUNDA.
GANADERIA.

CLASE PRIMERA.

Caballos padres y potros.— Yeguas y potras.
Premios:
1ª clase 3000 Rs. Vn. ( Reales de Vellón)
2ª clase - 2000 Rs. Vn.
3ª clase -  1.000 Rs. Vn.


Vacas lecheras de raza española, con ternero al pié ó sin ternero, pero que estén dando leche.
-          Raza grande. Un premio de 1 .a clase. 3,000 Rs. Vn.
-          Raza pequeña. Dos premios de 3 a 2.000 Rs. Vn.


Ganado lanar.
Premio:
1ª clase - 1.000 Rs. Vn.
2ª clase - 800 Rs. Vn.
3ª clase - 300 Rs. Vn.


SECCION TERCERA.

INDUSTRIA AGRÍCOLA.

Premios de 1ª clase. Medallas de oro.
Premios de  2ª clase. Medallas de plata.
Premios de  3ª  clase Medallas de bronce.
Menciones honoríficas.

El Jurado podrá declarar dignos de premios en medallas, menciones honoríficas ó recompensas pecuniarias a los labradores, hortelanos, jardineros, arbolistas y pastores que se hayan distinguido por su aptitud y servicios en el fomento del cultivo, la ganadería o la industria agrícola de España, previas las informaciones que el mismo Jurado estime por convenientes. Para las recompensas pecuniarias que puedan concederse en este concepto, se destina la cantidad de 20,000 rs. vn.
El mismo Jurado podrá proponer otra clase de premios cuando las circunstancias especiales del expositor y el distinguido mérito de los productos así lo exigiese, conforme al artículo 9. del Real decreto de 11 de Marzo último.
La Junta directiva queda autorizada igualmente para proponer á S. M. la clase de premios ó recompensas que estime oportunas en favor de los que mas se distingan por sus servicios con motivo de la Exposición. Aprobada por S. M. en 29 de Mayo de 1857.=Moyano.



Para conmemorar este gran evento se mando labrar una medalla para que de otra forma quedase gravado para la historia.


Premio de la exposición de la agricultura.



ANVERSO:
Leyenda: *YSABEL SEGUNDA REYNA DE LAS ESPAÑAS *
Cabeza de la reina a  la izquierda con corona y collar de perlas.
Debajo - C-B-


REVERSO:
*EXPOSICIÓN DE AGRICULTURA* MADRID 1857*
Dos angelitos sostienen una corona de laurel sobre un escudete circular adornado de cartones y guirnaldas de flores, en el que se lee “ POR SERVICIOS”.



CANTO:
Ceca: Paris
Marca del Director de la ceca de París en esa fecha.


Bronce: 43, 35 mm.
Peso: 39 Gramos.
Firmada por: Louis Charles Bouvet ( CB ).







Bibliografía:

http://www.memoriademadrid.es/buscador.php?id=22797&accion=ResultadosGenerales&pagina=&tipo=docs_relacionados&palabras_clave=
-Memoria sobre los productos de la agricultura española reunidos en la exposición general de 1857.
-Comentario extraído del libro "Dibujos en el Museo de Historia de Madrid: arquitectura madrileña de los siglos XVII y XVIII" pp. 58-59. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada